Marketing Directo: sinergias off y online

offline

Vivimos en una era digital en la que el email, las redes sociales y el móvil aspiran a convertirse en los reyes del mambo en cuanto a publicidad se refiere, pero ¿es oro todo lo que reluce? Una gran mayoría de expertos señalan que lo ideal en las estrategias de marketing directo es conseguir sinergias entre el off y online.

La pregunta es entonces, ¿cómo alcanzar la combinación perfecta entre las campañas en papel y en digital?

En primer lugar, hay que conocer bien al destinatario y saber dónde está para elegir el momento oportuno para hacerle llegar el mensaje. Después, combinar de la mejor forma posible la publicidad en papel y los formatos digitales. Sólo así lograrás la efectividad deseada.

Y es que, aunque el email se postula como principal canal para recibir comunicaciones según diversos estudios como el del Observatorio ROPO (Research Online Purchase Offline) de Fullsix Retail, lo cierto es que los folletos en papel y los SMS le pisan los talones.

Esto es debido a que nos sigue gustando lo que se puede coger, tocar y guardar. La publicidad en papel, pues, sigue siendo el medio más cercano para llegar a los usuarios. Es palpable, duradero, y permite al consumidor recordar el mensaje tiempo después de haberlo recibido.

Otra de las ventajas de este tipo de estrategias de marketing offline es el uso de la geolocalización. Gracias a ella y a la labor de empresas como Geobuzón, se puede segmentar al target por ciudades, barrios, vecindarios o incluso clase social. De esta manera, es posible delimitar un sector de casas y llegar a ellas de manera exclusiva. Además, recibirlo directamente en los hogares, hace que sea más fácil para el usuario prestar atención a lo que el anunciante quiere transmitir.

De ahí que la tendencia real en la actualidad sea la de la mezcla entre el papel y lo digital. No en vano, está demostrado que muchos de los consumidores buscan productos o servicios online pero acaban realizando la compra de forma offline, es decir, en la tienda física.

La omnicanal, por tanto, no sólo es una estrategia recomendable sino una necesidad, ya que ofrece una experiencia de marca homogénea en el mundo online y offline con el cliente como centro de todo.

Deja un comentario

He leído, comprendo y acepto la Política de Privacidad