La huella emocional que el sampling deja en los clientes

samplig-geobuzon2

¿Qué sabes del sampling? A medida que la tecnología avanza, las marcas buscan nuevas maneras de sorprender a sus clientes. Tener visibilidad ya no es una prioridad y no basta con que sepan que existes. La clave hoy en día se encuentra en la manera de conectar con el consumidor, en cómo hacer que sienta la marca. No en vano, ahora las marcas compiten en el juego del marketing experiencial.

Y es que como bien dice Pedro Aguilar, vicepresidente de la Asociación de Marketing de España, “crear conexiones es hacer sentir al cliente”. Pero esta conexión es un arduo trabajo. Las marcas deben hablar menos y escuchar más para poder entrar a formar parte de la vida de los consumidores.

El sampling es capaz de ofrecer experiencias memorables.

Técnicas de marketing directo como el sampling contribuyen a mejorar la experiencia de cliente. Como ya hemos comentado, el consumidor creerá en tu producto cuando lo pruebe; ya no le sirve que tan sólo le hables de él. A la hora de adquirir un nuevo artículo, poder tocarlo, sentirlo, olerlo o ponérselo, influirá de forma decisiva en el proceso de compra.

Por ello, entregar a domicilio un sampling o muestra generará en el receptor una huella emocional que mejora la percepción de la marca en más del 70%. Además, cuenta con el beneficio de ser una acción rápida y relevante, ya que capta la atención del consumidor en apenas unos segundos, impactándole con un mensaje sencillo y duradero.

El ritmo de la sociedad obliga a las empresas a añadir valores diferenciales como este, que además de conectar marca con consumidor, estimula y provoca su curiosidad.

Toda buena estrategia de sampling debe apoyarse en el geomarketing. No tiene ningún sentido repartir, por ejemplo, en un domicilio sin hijos unas nuevas galletas para bebés. La clave de un buen reparto reside en localizar a nuestro target ideal e impactarle optimizando al máximo los recursos.

Si aún no crees que el marketing relacional ha venido para quedarse, echa un ojo a las cifras: hablan por sí solas. El tiempo transcurrido desde que un usuario es impactado por publicidad hasta que compra el producto, es hasta un 41% menor cuando ese primer impacto es realizado a través de sampling.

MAKE YOUR LIFE SAMPLING!

Deja un comentario

He leído, comprendo y acepto la Política de Privacidad