Una empresa digital también debe hacer buzoneo

Foto para post Geobuzón

El mundo está cambiando y los negocios se ven obligados a adaptarse. Muchas compañías ofrecen sus servicios a través de un portal online y otras tantas han nacido directamente en este medio, pero cometen el error de centrar sus planes de marketing únicamente en el ámbito virtual.

Si bien es cierto que no hay que olvidarse del marketing digital, la estrategia perfecta que debe seguir cualquier negocio es una mixta en la que se combine el marketing off y online para que las campañas sean eficientes y utilizar tanto publicidad en webs como, por ejemplo, la distribución física de folletos o flyers.

En otras ocasiones hemos explicado la importancia que tiene dar a conocer un negocio o sus productos y servicios a través de marketing directo. La gente mira el buzón de forma constante en busca de su correo personal (facturas, cartas, suscripciones a medios, etcétera), por lo que introducirse dentro de este ámbito es una opción segura para que la información impacte en el cliente.

Lo físico llama más la atención de los consumidores al sentirse más cerca o más conectados con lo que se muestra en el folleto, flyer o catálogo. Por mucho que se trate de un negocio digital, el buzoneo va a ayudar a que se conozca la marca o a expandir su alcance de mercado.

La publicidad directa es instantáneamente efectiva, algo que no ocurre con la digital. Los consumidores tienden a ignorar los carteles o los enlaces que salen en las webs porque, en su mayoría, los consideran intrusivos; muchos, incluso, tienen bloqueadores de anuncios instalados en sus dispositivos electrónicos que evitan que buena parte de las acciones de marketing se muestren como deberían.

El buzoneo inteligente y el geomarketing consiguen segmentar el público objetivo para impactar en él de una manera dinámica y significativa, lo que permite que la campaña de marketing directo sea efectiva y económicamente rentable.

La utilización de este tipo de publicidad no excluye necesariamente al ámbito digital; se pueden diseñar folletos con códigos QR que se escaneen con el teléfono móvil y lleven a una landing page de la empresa, o fomentar el engagement mediante campañas que inciten al uso de medios digitales (redes sociales, por ejemplo) y a la visita de la página web de la compañía.

No lo dudes, si tienes una empresa digital no debes olvidarte del buzoneo. Aprovecha todas sus ventajas para dar a conocer tu nombre y ganarte la confianza del cliente con esta táctica de distribución directa.

Deja un comentario

He leído, comprendo y acepto la Política de Privacidad