Buenas compañías: buzoneo inteligente y geomarketing

geomarketing efectivo

La publicidad está siempre ahí, es difícil escapar de ella aunque no imposible. Lejos ha quedado la concepción de publicitar algo a la espera de que cualquiera se interese por el producto o servicio; hoy en día, son múltiples los impactos publicitarios en medios de lo más diversos. Por eso, para que una campaña sea efectiva hay que buscar a conciencia al público objetivo. Es por eso que, si hablamos de buenas compañías, buzoneo inteligente y geomarketing son una pareja perfecta.

Una campaña de buzoneo es un proceso basado en una planificación inteligente: no sirve de nada introducir folletos de forma indiscriminada en los buzones. Se debe seleccionar a quién y saber por qué es esa persona y no otra la que debe recibirlo en función de los objetivos de la empresa para la que se está haciendo dicha campaña.

Optimización y efectividad en una única técnica

El buzoneo inteligente es una técnica de marketing directo que, a diferencia del método de reparto tradicional, realiza una investigación previa del target y un análisis de los datos obtenidos, de tal manera que es capaz de entender las características, deseos y necesidades de las personas para orientar la campaña de forma adecuada.

Este método de distribución tiene muchas ventajas. Gracias a sus características, es capaz de aunar en un único método de marketing offline aspectos tan importantes para una campaña como la optimización de envíos, la maximización del ROI (retorno óptimo de la inversión), la efectividad del reparto por zonas o la segmentación del público, entre otros.

El geomarketing, esencial en el proceso

No es la primera vez que hablamos de la importancia del geomarketing para realizar una buena labor de cara al cliente. Esta técnica utiliza Sistemas de Información Geográfica (GIS) para analizar, almacenar, manipular y visualizar la información de los individuos para plasmarla en un mapa y conectar los datos con la geografía.

De esta manera, los encargados de crear y definir la campaña tienen en sus manos la información segmentada del público, saben cuáles son sus intereses, por dónde se mueve, su nivel económico, etc. Es más, el geomarketing es capaz de analizar a la competencia y crear un mapa con su información: así se conoce en todo momento lo que está ocurriendo en el entorno real y virtual que envuelve al negocio y al producto o servicio promocionado.

Sin embargo, por sí mismos, estos datos pueden no tener valor, por eso es necesario procesarlos y analizarlos correctamente para tomar las decisiones de negocio apropiados. ¿Te ayudamos?

 

Deja un comentario

He leído, comprendo y acepto la Política de Privacidad