Aprovecha el troquelado para hacer mejores diseños en tus folletos

troquelado

Hoy en día, el marketing y la publicidad lo abarcan todo. Cualquier cosa es susceptible de servir como fin para captar la atención de las personas, de ahí que utilizar técnicas o métodos que diferencien tu producto, servicio o marca de la competencia sea fundamental para influir en los demás. ¿Cómo puedes hacer una publicidad única? Aprovechando el troquelado para hacer mejores diseños en tus folletos.

El troquelado es una técnica de impresión que permite hacer todo tipo de diseños en cualquier formato publicitario de distribución física, independientemente de que se trate de un flyer, un catálogo, una revista o una campaña de poming. Aprovechar esta herramienta permite hacer mejores folletos, más completos y llamativos. ¿Cómo?

Diseños creativos, originales y atrayentes gracias al troquelado

El troquelado puede ser clave para que el marketing directo sea diferente y que el público que reciba la campaña asocie tu marca con innovación. De esta manera, como se trata de algo que tu target no está acostumbrado a ver, hay más posibilidades de captar su atención con los impactos que recibe.

Esta técnica permite llevar a cabo doblados especiales en los folletos, catálogos, revistas, etcétera. Un folleto que tenga un diseño tipo “comecocos” sería una aplicación del troquelado, ya que tendría un diseño exterior que engloba toda la parte de fuera del folleto, y otros más particulares que ocupan cada una de las secciones del “juguete”.

Además, con el troquelado también se pueden hacer cortes originales y atrayentes. En el caso de una campaña de distribución física de una hamburguesería, por ejemplo, se puede aprovechar esta impresión para hacer folletos con forma de hamburguesa. Así, el anuncio entra mucho más por los ojos al cliente y el impacto es más certero.

Tampoco hay que olvidarse de que la publicidad bebe de la creatividad, de renovar contenidos de forma continua para mantenerse fresca y puntera. En el caso del marketing directo, el troquelado permite incorporar nuevos conceptos de distribución a las campañas: gracias a esta técnica se pueden explorar territorios desde los que captar la atención del público potencial. Esta renovación se puede ejemplificar con la invención del stropper, una pieza publicitaria que se dobla para poner una parte dentro y otra fuera de los buzones.

Estamos en un momento en el que la sociedad recibe mucha información de manera continua y hace una gran selección de los impactos. Aprovechar la herramienta del troquelado para hacer diseños creativos, originales y atrayentes puede potenciar aún más que tu campaña de distribución física sea efectiva y rentable.

Deja un comentario

He leído, comprendo y acepto la Política de Privacidad