Los flyers, claves a la hora de publicitar negocios de restauración

restauración

Dentro de todas las posibilidades que ofrece la publicidad offline, el reparto de flyers es una de las técnicas más utilizadas en el sector de la restauración gracias a su fuerte impacto en campañas de proximidad. Es útil y tremendamente eficaz si, por ejemplo, lo que se busca es publicitar un restaurante, un nuevo local de comidas caseras para llevar o el más moderno bar de copas.

El marketing directo es una fórmula muy efectiva para contactar e influir en la gente y en sus hábitos de consumo, más aún en el sector de la restauración. De todas las herramientas que sirven para este propósito, los flyers son una táctica muy económica que fideliza a la audiencia y consigue que clientes potenciales entren en un establecimiento. La clave está en tener muy claro cuándo, cómo y dónde se tienen que repartir.

Cercanía, horario y promociones, claves para la publicidad en restauración

Impactar en los clientes cerca del lugar donde se encuentra el servicio hace que estos sean mucho más receptivos a la hora de plantearse si acudir o no al establecimiento. En lo que respecta a la restauración, esto tiene especial importancia ya que las personas tendemos más a interesarnos por aquellos restaurantes que estén más próximos a nuestro alrededor por comodidad y accesibilidad. Si a esto le unimos una buena planificación de horarios de reparto, las probabilidades de captar a nuevos usuarios son mayores.

También influye el horario del reparto de los flyers: los mejores momentos para distribuir los folletos son los cercanos al desayuno, comida y cena. Así, la gente es más propensa a tener hambre y a estar planteándose (o ya buscando) dónde poder saciar su apetito.

En lo que respecta a los días laborables, es interesante aprovechar estos momentos para publicitar los menús de mediodía. Además, si el reparto se realiza, por ejemplo, en zonas con edificios de oficinas, las posibilidades de que el mensaje del menú impacte aumentarán considerablemente.

Tampoco hay que olvidarse de las promociones. Si el cartero comercial se sitúa frente al restaurante entregando flyers que contengan vales con descuentos, ofertas para determinadas consumiciones, 2×1 para la siguiente visita, etcétera, más probabilidad de éxito.

Los flyers son, por tanto, una técnica de marketing offline clave para publicitar un restaurante gracias a su bajo coste y a su capacidad para impactar con efectividad en una campaña de cercanía, tanto a la hora de generar tráfico al lugar como de captar y fidelizar clientes potenciales.

Deja un comentario

He leído, comprendo y acepto la Política de Privacidad