Buzoneo: ¿distribución de publicidad o reparto de folletos?

buzoneo geobuzon

Una empleada de Geobuzón haciendo stopper

¿De qué hablamos cuando hablamos de buzoneo? Nos estamos refiriendo a una técnica de marketing directo (below the line o BTL) que consiste, básicamente y como su propio nombre indica, en introducir impresos publicitarios en los buzones de aquellas personas que consideramos público objetivo. Pero ni se limita a la distribución de publicidad ni se trata simplemente de un reparto de folletos. Es todo eso y más. Porque nada es tan simple como parece, y menos aún, si se quiere realizar de manera profesional.

Vayamos por partes. Para empezar, hay infinidad de soportes susceptibles de ser buzoneados, desde revistas comerciales (con o sin encartes) hasta calendarios pasando por los archiconocidos flyers o folletos. Pero también es común encontrar en los buzones dípticos, trípticos, tarjetones publicitarios o incluso muestras de algún producto (sampling).

Además, también se consideran buzoneo las técnicas de perching, poming o stopper, por lo que, como vemos, se trata de un trabajo con múltiples variantes y en el que elegir la técnica adecuada para cada cliente y target es determinante para el éxito de la campaña.

La geolocalización, una gran aliada

Tanto si el cliente es una empresa pequeña como si es una multinacional, debe de tener en cuenta que el estudio previo de sus clientes potenciales es vital. ¿A quién quiere impactar? ¿A qué perfil responde? ¿Dónde vive? Sólo contestando adecuadamente a estas preguntas conseguirá realizar un mapa fiel a sus objetivos y conseguirá atraer a los llamados “clientes de proximidad”.

No en vano, una de las ventajas del buzoneo es que permite tanto la segmentación por variables sociológicas (nivel de renta, hijos, tipo de vivienda, etc) como por geolocalización: el área de influencia de una cierta calle, el código postal de una población, un barrio, toda una localidad… Por eso es tan importante la planificación inicial de zonas de reparto, unidades y previsión de impactos.

En Geobuzón, por ejemplo, somos expertos en este proceso no sólo en Madrid y Barcelona, sino en otras ciudades españolas como Zaragoza, Bilbao, Sevilla, Málaga, Valencia, Alicante, Murcia o Castellón. Gracias a que contamos con delegaciones propias en estos territorios y a nuestros más de 500 distribuidores, el cliente tiene la seguridad de que conocemos al 100% el terreno y siempre realizaremos el buzoneo de la forma más inteligente.

Deja un comentario

He leído, comprendo y acepto la Política de Privacidad