Artes gráficas, la base de la publicidad

Las artes gráficas se definen como el conjunto de oficios, profesiones y procedimientos involucrados en la realización del proceso gráfico, tradicionalmente desarrollado sobre soportes de papel. Las principales artes gráficas serían el grabado y el dibujo, aunque este término suele utilizarse más para referirse a todo lo relacionado con la imprenta y la impresión.

El origen de las artes gráficas se sitúa generalmente junto al de la imprenta. Lo curioso del origen de la imprenta es que se atribuye a Johannes Gutemberg, pero su invento revolucionario fue otro: los tipos móviles de plomo que posteriormente dieron lugar a la tipografía.

Antes del invento de Gutemberg, en la antigua Roma contaban con sellos que transferían inscripciones sobre objetos de arcilla, en la China del siglo XI se utilizaban tipos móviles de porcelana que imprimían sobre papeles de arroz… Pero la historia nos dice que en el año 1450, en la ciudad alemana de Mainz, Johannes Gutemberg utilizó los tipos móviles para imprimir su primer libro.

Lo más curioso de esta historia es que, en un tiempo en que la escritura estaba reservada a los monjes y los libros eran un objeto de lujo, los inventores que desarrollaron la imprenta lo hicieron con la idea de ocultarla y hacer pasar por manuscritos los libros impresos, vendiéndolos así a un mayor precio. No en vano, las primeras tipografías —que no eran un archivo en un ordenador, sino una caja llena de pequeñas piezas de metal— incluían versiones ligeramente diferentes de cada letra, imitando la escritura manual.

Así comenzaba la historia de los libros, de la prensa y, por supuesto, de la publicidad impresa.

artes gráficas e imprenta

Artes gráficas y publicidad

Actualmente, las artes gráficas son uno de los medios de difusión publicitaria más importantes del ecosistema offline. Publicidad exterior, lonas, carteles, rótulos, anuncios en prensa, folletos e incluso envases son algunos de los formatos con los que contamos gracias a las artes gráficas.

A través de sistemas de impresión como la serigrafía, el offset, la impresión digital y sus derivados, podemos desarrollar acciones publicitarias de todo tipo y en gran variedad de formatos.

Innovación y futuro

Desde el invento de la prensa de tipos móviles —la famosa imprenta de Gutemberg—, las artes gráficas han vivido una evolución continua hasta dar lugar a las actuales impresoras domésticas y profesionales.

Si pensamos en el futuro inmediato en el campo de las artes gráficas, lo primero que nos viene a la cabeza son conceptos como la impresión tridimensional o la llamada tinta electrónica. ¿Es posible que estas innovaciones entren en juego en el ámbito de la publicidad? A falta de conocer otras invenciones futuras, la respuesta es un sí rotundo. No es difícil imaginar un folleto o una pieza de publicidad exterior con elementos tridimensionales impresos, y ya es una realidad la recepción de impactos publicitarios en cualquier dispositivo de pantalla de tinta electrónica.

Cada vez innovamos más rápido, y estar al día es imprescindible para seguir en el mercado. La publicidad convencional, lejos de verse modificada por la tecnología, ha sabido sacar partido de ella y conservar su relevancia. Los nuevos formatos, internet, las nuevas prácticas en publicidad, etc., son ingredientes con los que enriquecer una campaña, nunca para sustituirla por completo.

Deja un comentario

He leído, comprendo y acepto la Política de Privacidad